Para tener buenos amigos, sé un buen amigo / Dr. Guillermo Bastidas Tello

Columnistas, Opinión

Para tener buenos amigos, sé un buen amigo / Dr. Guillermo Bastidas Tello

Quienquiera  puede quedarse a tu lado, cuando estás haciendo lo correcto, pero un amigo verdadero permanece a tu lado igualmente si estás equivocado.

Los verdaderos amigos se ayudan desinteresadamente. Al amigo se le quiere, acepta y tolera por lo que es, no por lo que tiene o por lo que puede dar. La amistad se orienta hacia el tú y consiste más en servir que en ser servido.

Es importante hacer amistades que vayan más allá de chismear, salir, comprar fumar y tomar en eventos sociales. Tenemos que hacer amistades con los que puedas ir a desayunar y con los que puedas llora, amigos que te apoyen alcanzar tus metas propuestas y que principalmente crean en ti.

Para tener buenos amigos, seamos un buen amigo. No importa si no recibimos el mismo trato, los pequeños actos son los que nos distinguen de las demás personas, ser un buen amigo es un valor que se va perdiendo con el tiempo, no perdamos este valor y empecemos.

Los buenos amigos son un alivio para la vida y un antídoto contra las enfermedades físicas y emocionales. Sin embargo, no todas las personas con las que tenemos un trato continuo son nuestras amigas. Ni todos quienes se dicen nuestros amigos lo son de verdad. Las amistades profundas y sinceras son escasas y, por eso mismo, es bueno que aprendamos a valorarlas.

Elige amistades que tengan los mismos valores que tú, a fin de que puedan fortalecerse y animarse mutuamente a vivir normas elevadas.

Al pasar los días y los años a mi vida han llegado muchas personas que en cada etapa o en cada estación se fueron, un amigo de verdad se queda no te cambia te acepta, un amigo de verdad no quiere cambiarte, ni está en función de criticarte o cuestionar tu vida. Sabe que tienes defectos, pero no le interesa señalártelo y si lo hace, seguramente es con la intención de que sufras menos y que no te conviertas en otra persona.

Dicen que las buenas amistades pueden pasar largos periodos de tiempo sin hablar y sin verse, y nunca cuestionan su amistad, se ponen al día muy rápidamente sin tener en cuenta el tiempo que hacia que no se veían y lo lejos que viven el uno del otro.

Un amigo es como hermano en situaciones de tragedia, te escucha está atento a las palabras que tu dices, sabe escuchar y no interfiere en lo que tu dices. Escuchar es acompañar en silencio a alguien . SE UN BUEN AMIGO. (O)

                                                                                  *MARIA FERNANDA PAREDES LOPEZ.

Deja un comentario