Padre, significa amor y valentía

Ciudad
El 40.3 por ciento de los jefes de hogar que son padres tienen instrucción primaria, el 23.3 por ciento secundaria y el 15.5 superior (INEC 2013). (Foto El Heraldo)

El Día del Padre fecha marcada en el calendario. Algunos criterios señalan que es la celebración que pasa desapercibida; otros emiten su importancia y vigencia. Según datos, la festividad inició en Estados Unidos, el 19 de junio de 1910 en Sporkane. Una mujer llamada Sonora Smart Dodd promovió la iniciativa.

El tiempo ha transcurrido entre reflexiones de su protagonismo en la sociedad, estadísticas y sustento económico, pero prevalecen los sentimientos tanto de padres como de los hijos.

Para Jorge Carlosama de Cedas, “ser padre significa, amor, ternura, ejemplo sobre todo, comunicación, sacrificio; ser padre, significa generar todo el proceso de desarrollo espiritual para el hijo; ser padre significa, transmitir valores confiando que lo entregado por uno y transmite sea aprovechado por ellos y ellos se conviertan en lo que uno espera, no es el hecho de que mi hijo sea lo yo no fui”.

Ser padre “es el don más hermoso que Dios me regaló”, dice Llovany Solís. Y añade, “ser padres significa tener la valentía para aceptar lo que los hijos decidan, a pesar que sus sueños no coincidan con los nuestros. Es tener la libertad de expresar nuestro desacuerdo con sus acciones o decisiones cuando creemos que pueden ser perjudiciales para ellos o para los demás”

Existen varias aristas para seguir escribiendo sobre el padre. Su aporte económico a la familia, su formación y preparación académica, la informalidad en la actividad productiva, su tranquilidad de vivir junto a los hijos, la preocupación de no poder abrazar a sus vástagos, la lucha constante.

Según el INEC, existe el 70.4 por ciento de padres asalariados; 21.8 ingresos por cuenta propia y 7.6 es patrono. Otro de los aspectos que ha variado tiene relación con las tareas domésticas. El 54.4 por ciento de padres realizan oficios domésticos en su hogar; mientras que, el 17.5 son progenitores cuidadores.
Otro de los aspectos revisados por el INEC es la educación. La variación existe en el campo educativo. El incremento porcentual es evidente. El 40.3 por ciento de los jefes de hogar que son padres tienen instrucción primaria; mientras que, en el 2016 subió al 46.6; el 23.3 por ciento del nivel secundario, luego de tres años subió 31.8; mientras que, el 15.5 en el nivel superior pasó a 17.8 por ciento. (INEC 2013). (I)

 

Deja un comentario