Obras municipales cuestionadas / Editorial

Editorial

La fachada del edificio municipal de la calle Bolívar ha provocado una interesante discusión por la remodelación de los balcones. 

La obra fue contratada por la anterior administración. Durante su ejecución, las autoridades de patrimonio observaron la remodelación de los balcones. Sin embargo, la obra prosiguió. 

La actual administración no puede suspender las obras de remodelación, a menos que exista una razón legal de fondo.

Otras obras viales contratadas e iniciadas antes de mayo de este año han sido motivo de comentarios por habérselas contratado a última hora o por no haberse ejecutado con celeridad. 

Si las contrataciones se hicieron cumpliendo la Ley, no se puede revisarlas para dejarlas sin efecto, menos aún si ya están avanzando. La nueva administración debe continuarlas y vigilar que se las construya debidamente. 

Ha terminado estos días la habilitación de la Av Manuelita Sáenz, en el sector sur, luego de más de un año de espera. Es una obra de la anterior administración cuya construcción se extendió por demasiado tiempo.

Esperemos que las obras iniciadas antes terminen pronto y bien ejecutadas. (O)

Deja un comentario