Mullos convertidos en collares y aretes artesanales

Interculturalidad
Las hábiles manos de artesana Rosa González Minga transforman los mullos en atractivos collares. (Foto El Heraldo)

Los mullos toman otra dimensión al ser transformados en collares multicolores, aretes, anillos, manillas, llaveros; así como, tejidos y miniatura con base en lana  de borrego, es lo que ofrece la artesana  Rosa González Minga (54), oriunda de la parroquia San Lucas perteneciente a Loja.

Explicó que por, ejemplo, un collar de mullos le lleva tres días en su confección, ya que todo depende de su complejidad en el diseño.

En su trabajo emplea como materia prima los mullos de colores, hilo agujas y tijeras que no sólo tiene en su casa sino que los llevan consigo a los sitios donde expone su talento. 

El arte, dijo, es heredado de sus antepasados. Aprendió el oficio desde muy niña y ha conservado estos saberes hasta la actualidad. El costo por ejemplo de un collar está en 30 dólares, y su trabajo suele ser muy a preciado sobre todo por los extranjeros. 

La fuente de inspiración para tener tanta imaginación está en la naturaleza por su colorido y belleza, así que estiliza al lagarto, mariposa, tortuga, avejas y más.

Otra de las materias primas que emplea para elaborar sus artesanías es la lana de borrego con las cuales teje atractivos gorros para adultos y niños; como también, las miniaturas para decoración de la sala. 

La mujer es también integrante de la Asociación de Artesanías del Sur, y cuando le es posible expone en el parque Simón Bolívar en el centro de Loja, y usualmente suele permanecer en el parque de la Catedral en dicha ciudad, los sábados y domingos para ofrecer el producto a los clientes de manera constante. 

Recomendó especialmente a los jóvenes a distraerse sanamente creando cosas bellas, ya que la artesanía ayuda a la motricidad  y la agilidad del cerebro. (I)

Deja un comentario