Milagro económico / Esteban Torres Cobo

Columnistas, Opinión

Las cifras no mienten. Estados Unidos se encuentra en su mejor momento económico en por lo menos cincuenta años. Creación de empleo sin parar, baja inflación, nuevas empresas, exportaciones saludables, todo. La receta de Trump constituye, sin duda alguna, la mejor de las últimas décadas, incluso mejor que el boom de Reagan.

La guerra comercial con China surtió sus frutos y Estados Unidos redujo su balanza comercial desfavorable con el gigante asiático. Las empresas norteamericanas reinan en el mundo entero y la influencia de la primera potencia está lejos de disminuir o desaparecer.

Esto deja a Trump con un buen sabor para la reelección en el 2020. Los norteamericanos siempre valoran el desempeño económico a la hora de decidir el voto y, con toda la fauna rara de izquierdistas enloquecidos que ha críado el Partido Demócrata estos últimos meses, veo difícil que no lo voten. O muy difícil que pierda.

Los demócratas deberían escoger al exvicepresidente Joe Biden si quisieran realmente jugar a ganar. Pero Biden ahora mismo parece un paria en su propio partido. El giro hacia la izquierda más irracional que propugnan Bernie Sanders y la camada joven del Congreso encabezados por Alexandria Ocasio-Cortez daña el voto del centro. Lleva al extremo y lesiona al votante demócrata promedio. (O)

Deja un comentario