Microcrédito más requerido en pandemia

Ciudad

Los recursos de BanEcuador han sido para contribuir a dinamizar la economía de los sectores que buscan salir adelante en medio de la pandemia. (Foto El Heraldo)


BanEcuador trabaja con enfoque prioritario hacia los sectores agropecuarios, agroindustriales, pequeña industria, emprendedores y actores de la economía popular y solidaria, manifestó el gerente provincial, Jhonny Atiencia.

El 85% de las operaciones que realiza esta entidad bancaria son microcréditos; es decir, se brinda atención directa a los actores de la economía popular y solidaria; como son, pequeños productores que sostienen  la economía nacional y que generan fuentes de empleo y autoempleo, permitiendo reactivar la economía, agregó el gerente.

A nivel nacional, este banco registró entre marzo y septiembre del 2020 un total de  59 mil 77 operaciones, entre crédito original, reestructura, novación y refinanciamiento por un monto superior a los 335,4 millones de dólares.

Para favorecer la liquidez de los micro, pequeño y medianos negocios que no pueden cancelar las cuotas de sus créditos, debido a la crisis económica que ha provocado la pandemia del Covid 19, difirió el pago de cerca de 112 mil operaciones por el monto de 700 millones de dólares en el país.

En Tungurahua la colocación del crédito fue de 12 mil 62 operaciones. En Ambato fueron 5.429 créditos por 38 millones 949 mil dólares; en Pelileo  sumaron 1.497 créditos que representaron 12 millones 265 mil 843 dólares; en Píllaro fueron 1.401 créditos por un monto de 11 millones 179 mil 859 dólares; en Quero 1.192 créditos por nueve millones 364 mil 478 dólares; Baños tuvo 689 créditos que representaron seis millones 786 mil 223 dólares.

Patate con 597 créditos por seis millones 129 mil 506 dólares; Tisaleo con 628 créditos por cinco millones 424 mil 823 dólares; Cevallos  con 331 créditos que representó tres millones 61 mil dólares y Mocha con 298 operaciones crediticias que abarcó dos millones 246 mil 236 dólares. El total en la provincia sumó 95 millones 407 mil dólares, agregó el funcionario.

Para la cliente Verónica Fiallos fue beneficioso que el banco le ayudara con el refinanciamiento del crédito en cuanto a nuevas condiciones de pago, porque la pandemia no le permitió sacar su producción frutícola por el cierre de los mercados locales y el intermediario le pagaba muy poco.

Según María Elena López, otra de las clientes de esta entidad bancaria, ella accedió al diferimiento del banco durante cuatro meses, y esa situación le permitió tener tranquilidad de sus pagos en los meses de inicio de la pandemia; mientras que, al cliente Andrés Haro, se le otorgó un crédito para incrementar una nueva línea de producción acorde a la necesidad actual. (I)

Deja un comentario