Día Mundial del Turismo, en quiebra/ Juan Diego Valdivieso Rowland

Columnistas, Opinión


El 27 de septiembre se conmemoró el Día Mundial del Turismo. Este año, en medio de la pandemia del Covid-19. Este sector ha sido duramente afectado por la parálisis de actividades causada por el Covid-19. Las autoridades nacionales y de otros países han impuesto restricciones como el cierre de fronteras terrestres y aéreas; cuarentena de hasta 14 días para los viajeros; resultados negativos de pruebas PCR de Covid-19, entre otras exigencias.

En Ecuador se calcula que las pérdidas del sector ascienden a USD 1.200 millones desde el inicio de la pandemia. De acuerdo con el presidente de la Cámara de Turismo de Pichincha, Raúl García, el 30% de los establecimientos turísticos no abrirá nunca más porque se declararon en quiebra.

Los restaurantes han logrado adaptarse a la “nueva normalidad”, implementando protocolos de bioseguridad. Sin embargo, los hoteles, hosterías y guías turísticos, aún no reactivan completamente sus actividades porque los turistas tienen miedo a desplazarse o por la crisis económica. El Ministerio de Turismo no ha escuchado los pedidos del sector, como la entrega de créditos y otras ayudas.

La presidenta del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC), Gloria Guevara, ha advertido un tsunami de desempleo hasta fines de 2020. «No hemos visto ni la punta del iceberg de lo que viene», dijo Guevara. Desde junio se han perdido 197,5 millones de empleos del sector Turismo a escala global. Este sector contribuye con el 10% del Producto Interno Bruto (P.I.B.) mundial.

Se debe otorgar incentivos desde el Estado para que el sector turístico no pierda más empleos ni ingresos. Por ejemplo, esta semana el alcalde de Quito, Jorge Yunda, anunció un paquete de incentivos. Uno de ellos es la disminución del 80% en el pago del uso del arriendo del espacio público y ampliar las terrazas de los negocios.

A eso se suma la reducción del 50% de la patente municipal de los negocios turísticos que han sufrido pérdidas económicas. Y la habilitación del 30% del aforo para la industria de reuniones, convenciones, corporativos y bodas.

Hay que aunar esfuerzos para sacar adelante al sector turístico, que en Ecuador tiene mucho potencial para seguir creciendo. (O)

Deja un comentario