Metro de Quito /Editorial

Editorial

Se realizó el primer recorrido inaugural de la mega obra de infraestructura en la capital: el metro de Quito. Estuvo el presidente, así como el alcalde de la ciudad y más autoridades. Este nuevo sistema de transporte, que tuvo un costo superior a los dos mil millones de dólares y que constituyó el dolor de cabeza mayor para la ciudad y sus finanzas, operará plenamente en los próximos meses. 

Así, más de 500.000 personas lo utilizarán cada día en una línea que conecta gran parte del sur con la última estación en el Parque Bicentenario. El trayecto total podrá realizarse en 30 minutos, realmente una fracción de lo que tomaría en auto o en bus la misma distancia. 

Con esta nueva mega obra la capital refuerza su importancia frente a otras urbes y consolidará aún más la atracción de migración desde otras ciudades por las oportunidades laborales que alberga. Es un fenómeno que se da en todos los países en el siglo XXI, donde las grandes ciudades atraen cada vez más a los ciudadanos y despueblan de habitantes a los campos y zonas rurales. 

Con el Metro, por ejemplo, una persona de escasos recursos podrá vivir tranquilamente en el sur de Quito (donde el costo de vida es menos caro) y trabajar en el norte, donde se encuentran empleos mejor remunerados y variados. Si el pasaje se mantiene en lo proyectado, cuarenta y cinco centavos, será conveniente y atractivo. (O)

Deja un comentario