Medicina de la madre tierra

Interculturalidad
Los locales que están en el sector de la terminal del Puyo ofrecen los chontacuros a cualquier hora del día. (Foto El Heraldo)

Las personas que han probado dicen que sabe a grasa,  otros argumentan que tienen sabor especial. El gusano de chontacuro es dieta alimenticia de los indígenas orientales, que actualmente se ofrecen a los turistas que llegan al Puyo.

El alimento para el visitante puede resultar poco apetecible. No obstante, en restaurantes ubicados cerca de la terminal del Puyo es considerado una delicia que guarda poderes medicinales. Adrian Yumbo, tiene un local y vende el gusano de chontacuro de distinta forma: asado, cocinado o fritos, acompañados con cebolla, lechuga y yuca. También se ofrecen en pinchos. 

“Las personas que han probado, consumen por su sabor  y por sus propiedades curativas, especialmente ayuda para enfermos que presentan bronquitis, tos, gripa y enfermedades respiratorias”, asegura Adrian Yumbo.

Este gusano nace de las larvas que deposita el escarabajo negro en las palmas caídas de chonta, luego de un proceso biológico de tres meses se convierte en oruga. Existen tres clases: el que nace en la chonta, el que se reproduce en la plata de meretel o en el arból shigua, pero el más apetecido es el primero. 

Así lo indica Pablo Santamaría, comensal. “He probado los tres, todos son sabrosos, pero me gusta más el de la chonta. Los gusanos tienen poder curativo para sanar dolencias respiratorias, en mi caso me ayuda cuando me va dar gripa, por esa razón los consumo”. (I)

Deja un comentario