Los retos de las nuevas autoridades / Ec. Mg. Diego Proaño

Columnistas, Opinión

Una vez escrutado el 100% de actas electorales y encontrarse publicado en el sitio web oficial del Consejo Nacional Electoral los resultados nacional, provincial , cantonal y parroquial de las elecciones del 24 de marzo pasado, es urgente que de inmediato el nuevo Burgomaestre (Alcalde) de Ambato y el Prefecto de Tungurahua, comiencen a ver los mejores profesionales en sus áreas específicas, con experiencia, conocimientos, pulcritud, transparencia, praxis, sentido común y deseos de trabajo, puedan constituir equipos de directores departamentales en el Municipio y Consejo Provincial de primera línea, quienes sean verdaderos ejecutores, lideres, asesores, médicos de cabecera, que planifiquen, prevengan o solucionen problemas de la ciudad y provincia oportunamente, sin causar percances, contratiempos ni perdidas a la colectividad. 

Se debe buscar consensos en el Concejo Municipal con los 13 ediles (concejales) y en el Gobierno Provincial con los 8 alcaldes de los cantones de Tungurahua,  porque a partir de hoy se deben acabar los colores de camisetas, ideologías partidistas o doctrinas políticas y en un solo equipo, apoyar los planes de trabajo, tanto el que está en marcha con las autoridades salientes, como las propuestas de gobierno del nuevo Alcalde y Prefecto, además de aportar con sus propias propuestas y proyectos por el bienestar de los habitantes de Ambato y Tungurahua. Los GAD cantonal y provincial si requieren recursos adicionales a los que por ley les corresponde mediante pre asignaciones presupuestarias, deben presentar proyectos de interés social con alto impacto a organismo externos (BID, CAF, etc), para buscar financiamiento barato, a largo plazo y beneficios, buscar alianzas público privadas o concesiones y así optimizar los fondos públicos de la ciudad y provincia.

Finalmente generar ordenanzas y resoluciones, que permitan dar soluciones a problemas actuales de Ambato por ejemplo movilidad de personas y productos, tránsito y matriculación vehicular, ubicación y administración de fotoradares, seguridad ciudadana en espacios públicos, conectividad a través de nuevas tecnologías de información y comunicación en cualquier sitio, mejores, agiles y eficientes servicios públicos y tramitología municipal, mejor planificación y tiempos en construcción de obra pública para evitar caos en la ciudad, mejor organización y atención en el mercado mayorista, solución a la informalidad en toda la ciudad, mayor cobertura de hospital municipal, etc. Que éste gran apoyo de la ciudadanía a la nueva autoridad local, se refleje en un municipio eficiente, con calidad de servicios y en un ciudadano satisfecho y con mejor calidad de vida en su barrio, parroquia, zona y ciudad.  Desde el Gobierno Provincial, se continúe el liderazgo para mejorar el modelo de gestión exitoso, no descuidar el cuidado de paramos, uso eficiente del agua, conectividad parroquial, cantonal y provincial, generación de empleo desde lo local, desarrollo territorial, como en el benchmarking lo bueno debe ser replicado. Suerte a las nuevas autoridades. (O)

Deja un comentario