Los abusos de Assange / Editorial

Editorial

El australiano Julián Assange, perseguido por la justicia de Suecia, por una decisión equivocada del presidente Correa, logró asilo político en la Embajada ecuatoriana en el Reino Unido sin reunir los requisitos establecidos en las Leyes y Tratados  internacionales sobre el Asilo.

  Este extranjero, en forma deliberada y consciente,  ha abusado de la acogida de Ecuador  y  ha ofendido   a Ecuador, a sus autoridades y a su pueblo en forma reiterada, a pesar de los llamados a los quebrantamientos de  los principios y de las reglas  del Asilo.

  Comprometió a nuestro país en las elecciones presidenciales de los Estados Unidos, al haber expresado criterios en contra de la candidata Hilary Clinton, perjudicándola en su imagen política. En el diferendo entre España y Catalunya expresó criterios antagónicos a la neutralidad que Ecuador ha mantenido. El gobierno español formuló el airado reclamo.  Tuvo la audacia de demandar a Ecuador  ante organismos de la OEA, acusándole de haber violado sus derechos, cuando la verdad es que nuestro Gobierno ha sido extremadamente tolerante con sus abusos .  La CIDH rechazó  la maliciosa acción.

  En estos días ha ofendido al Presidente Moreno con respecto a su honorabilidad así como al haber expresado que intentó vender la custodia del extranjero a los Estados Unidos a  cambio de dinero.

  El Gobierno nacional debe actuar con firmeza y  con celeridad para acabar con el problema generado por este indeseado huésped. Los ecuatorianos no podemos soportar estos abusos y ofensas por más tiempo. (O)

Deja un comentario