Llegó el tiempo… / Dr. Patricio Arellano Abedrabbo

Columnistas, Opinión

El ciclo de vida del ser humano desde su nacimiento está sujeto a una serie de etapas como nacer, crecer, reproducirse y morir…El tiempo que implica cada etapa y el final del ciclo es tan variable que no podemos ni siquiera predecir qué  tiempo viviremos en este mundo . Ese tiempo está totalmente sujeto al tiempo que Dios tiene dispuesto para cada uno,  dentro de su plan y propósito, ya que solo su tiempo es Perfecto!…Por tanto, nuestras vidas no están garantizadas por las situaciones, cuidados o circunstancias que nosotros pongamos para conservar o prolongarlas. Todo aquello mejorará nuestra calidad de vida pero no la cantidad de tiempo que vivamos. Es así que estamos en las manos de Dios. Por esto es difícil explicarnos el fallecimiento prematuro de niños inocentes, la muerte de tanta gente en condiciones inexplicables, la muerte inesperada de personas sanas, la muerte tardía de personas enfermas…No podemos por lo mismo  determinar por ningún método o condición nuestra supervivencia…Todos, sin excepción, estamos preparados, en la “sala de espera” de nuestro tiempo en este mundo… Sea como sea, cuando LLEGÓ EL TIEMPO para un ser querido, es tan difícil aceptar su ausencia, más si es un ser íntimo, a pesar de saber que está en un lugar lleno de luz y sin dolor o sufrimiento, junto al Autor de nuestro tiempo!…Nuestro corazón se llena de tristeza  y sentimiento…Entonces Se nos viene a la mente lo que sentimos y que lo exteriorizo a continuación:

-Yo te extrañaré, tenlo por seguro

Fueron tantos bellos y malos momentos que vivimos juntos. Los detalles, las pequeñas cosas, lo que parecía no importante, son las que invaden mi mente al recordarte…

Ojalá pudiera devolver el tiempo para verte de nuevo, para darte un abrazo y nunca soltarte, más comprendo que LLEGÓ EL TIEMPO, que Dios te ha llamado para estar a Su lado. Así El lo quiso,  pero yo nunca pensé que doliera tanto!…

-Ya no llores por mí, yo estoy en un lugar lleno de luz, donde existe paz, donde no hay maldad, donde puedo descansar…No llores por mí, es tan bello aquí, nunca imaginé, quiero que seas feliz, que te vaya bien y cuando te toque partir, espero verte aquí!

-Yo te extrañaré, tenlo por seguro

Como pensar que la vida puede terminar en un segundo, que la vida es polvo, que puede esparcirse en un momento. Nada trajiste, nada te llevas, sólo lo que había dentro.

Ojala pudiera devolver el tiempo, para verte de nuevo, para darte un abrazo y nunca soltarte, más comprendo que LLEGÓ EL TIEMPO, que Dios te ha llamado para estar a Su lado, Así El lo quiso, pero yo nunca pensé que doliera tanto! (letra canción Tercer cielo)…Recordemos que nuestra vida es tan frágil y finita, nada es seguro. Sólo nos queda el estar preparados cada día para el final del tiempo! (O)

Deja un comentario