Liderazgos en los escombros del paro indígena / Luis Fernando Torres

Columnistas, Opinión

Los ecuatorianos padecimos, durante 18 días, las recurrentes equivocaciones presidenciales y la irrefrenable arremetida de la dirigencia indígena. En el Gobierno no se comprendió la dimensión del paro y, por ello,  se apresó ingenuamente a Leonidas Iza, se rechazaron, con soberbia, los planteamientos de la Conaie, se jugó con los estados de excepción, dictándolos un día y revocándolos al siguiente día, y se descalificó a Iza como interlocutor, con el abandono unilateral del diálogo, hasta que el Presidente, por intermedio de su Ministro, tuvo que aceptar, tardíamente, lo que pudo haber admitido en la primera semana. De este modo, el liderazgo presidencial terminó sobre los escombros de la protesta, debilitado y denostado por la mayoría ciudadanía.

Ronald Heifetz, médico, músico y experto en el arte de dirigir, sostiene que el verdadero liderazgo aflora con soluciones rápidas y eficaces en coyunturas de conflicto y tensión. Lo explica con una metáfora de la música, en la que la disonancia es una parte integral de la armonía. Por ello, el liderazgo debe evaluarse en función de la velocidad y eficacia con que se incorpora el conflicto dentro de la solución. En el reciente paro, el Presidente se quedó no sólo sin la iniciativa política sino sin las respuestas apropiadas.

En su libro “Estallido”, Iza, refiriéndose al levantamiento de octubre de 2019, dice que “estuvo lejos de evidenciar un plan construido para la toma del poder y del Gobierno,    -aspiración usual de la izquierda institucional- (…) La Rebelión avanzó a contramano de las clases dominantes”. Para él, ese año, se enfrentó el modelo de la burguesía burocrática, con una concepción democrática distinta de la democracia representativa, y la consigna “nuestros votos no alcanzan en sus urnas”. El elemento movilizador de la “rebelión” fue el de los precios de los combustibles y el gas. 

El Presidente de la República es, al menos en abstracto, de todos los ecuatorianos. El Presidente de la Conaie, en cambio, es de los miembros de esa importante organización. Si se evalúa el liderazgo de Iza en función de la organización que preside, lo más probable es que se haya consolidado, entre sus seguidores, al poder mostrar resultados, como el aumento del subsidio en 15 ctvs a los combustibles. Y no sólo eso. También es muy posible que haya legitimado el discurso revolucionario en contra del actual modelo político, social y económico del Ecuador.

El paro finalizó pero las líneas del conflicto siguen latentes.

Deja un comentario