Lady Diana : Fabricio Dávila Espinoza

Columnistas, Opinión

El esquema divisorio entre masculino y femenino ha establecido de forma generalizada una estructura patriarcal en la mayoría las sociedades modernas. La incorporación de mujeres a las actividades reservadas exclusivamente para hombres, ha suscitado numerosas reacciones en las últimas décadas. Esta transición ha sido lenta y dolorosa. El siglo XX, en la mayoría de países, marcó la incorporación definitiva de las mujeres a la fuerza laboral; el acceso a la educación; el derecho al sufragio y la apertura a la participación política.

La historia de nuestro país guarda con admiración a las primeras mujeres que lucharon por abrirse un espacio dentro de una sociedad gobernada por hombres: Manuela Sáenz; Manuela de la Santa Cruz, hermana de Eugenio Espejo; Ana de Peralta, ambateña que rechazó la prohibición der usar vestimentas indígenas o españolas a las mujeres mestizas; Mariana de Jesús; Rosa Cabeza de Vaca, primera bachiller del país; Hermelinda Urvina, ambateña, primera sudamericana en obtener la licencia de piloto aviador en los Estados Unidos; Matilde Hidalgo, pionera en el sufragio femenino de América del Sur; Tránsito Amaguaña y Dolores Cacuango, activistas indígenas;… La desigualdad de género es un fenómeno que todavía debe ser revisado.

A pesar de todo, se respira aires de esperanza. Lady Diana Salazar recibió la envestidura como fiscal general del Estado el lunes 1 de abril. Así lo resolvió el Consejo de Participación Ciudadana y Control Social Transitorio, en un concurso que no estuvo lejos de la polémica.

Lady Diana, inicia un período con muchos retos y enormes expectativas: 500 denuncias en contra de funcionario del gobierno anterior, presentadas por el régimen actual; 320 informes con presuntas responsabilidades penales de exfuncionarios de gobierno, entregados por la Contraloría y 160 casos de posible corrupción, en los que aparecen nombres “emblemáticos” como Jorge Glas, Alexis Mera, Fernando Alvarado, Ramiro González, Odebrecht, Petrochina, Petrotailandia, Petroecaudor, Rafel Correa,…

La persistencia de una estructura social liderada por hombres entra en una etapa crucial. Una mujer, por méritos propios, tienen oportunidad de ejercer un cargo de suma trascendencia. La nueva titular de la Fiscalía, que reemplaza a otra mujer en el cargo, debe escribir desde hoy su propia historia.

Deja un comentario