La Victoria: Aturdidos con olores y ventas bajas

Barrios, Especial, Especial de la semana
Un puente metálico se colocó en la zona para el paso de los moradores. (Foto El Heraldo)

Moradores del barrio La Victoria, específicamente aquellos que están ubicados a lo largo de la avenida Indoamérica, aseguran mantener problemas de salud por los fuertes olores que se emanan desde la quebrada de Pisocucho, lugar donde hubo el hundimiento de la carpeta asfáltica  a causa de la acumulación de aguas servidas y lluvia.

“No podemos estar bien, ya que los fuertes olores ingresan a las viviendas y esto se intensifica en la noche. Queremos que los trabajos sean permanentes”, comentó Lucía Moposita, vecina.

Estefanía Garcés, es encargada del almacén ‘Confihogar’ y aseguró que el polvo que sale de los trabajos de excavación ingresan hasta su local comercial y daña el producto, considerando que se dedican a la venta de muebles para el hogar.

De igual forma, María Telenchana, expende legumbres en una pequeña tienda, pero a causa de los trabajos tuvo que cerrar su local. “No puedo vender así. Ahora tengo que ir de casa en casa ofreciendo lo que vendo”, dijo.

En el sector se ha instalado un puente metálico que ayuda a la movilización de los moradores, pero lo que esperan es que los trabajos se agiliten y se culminen los trabajos, considerando que el problema fue declarado en emergencia.

“Nosotros no vemos que los trabajadores se queden hasta la noche. Ellos llegan a veces a las ocho o a las 11 y se van a las 16:00 horas. Hace falta agilidad”, señaló Garcés.

La moradora Carmen Poaquiza, dijo que es necesario que la obra se realice hasta los fines de semana, considerando que en los próximos días se dará la Fiesta de la Fruta y de las Flores (FFF).

En la zona se evidenció el trabajo de maquinaria pesada con la extracción de material lodos. El hundimiento de la vía se generó por filtraciones de aguas represadas lo que generó el colapso de la carpeta asfáltica.  Hasta el momento el tráfico sigue suspendido.

Los vecinos esperan que los trabajos culminen inmediatamente, ya que no soportan los olores, el polvo y vivir “cruzados de brazos”, ya que los clientes de aquellos negocios instalados en el sector, no llegan. (I)

Deja un comentario