La Pachamama en conexión con la juventud

Interculturalidad
Jóvenes de Salasaka, Kisapincha, Pilahuín, Chibuleo, Augusto N. Martínez y Ambato ascendieron al Kariwayrazo. (Foto El Heraldo) 

Aproximadamente 22 jóvenes participaron de la convivencia con el Tayta Kariwayrazu organizada por la Unidad de Jóvenes del Movimiento Indígena y Campesino de Tungurahua (MIT), el sábado 11 de mayo.

Para Amaruk Sisa, líder de esta unidad, la actividad marcó el inicio de la segunda etapa del proceso de formación en liderazgo que se ejecuta en la provincia.

“Es un encuentro espiritual con el nevado sagrado. El ascenso consistió en recorrer la ‘Ruta de las ocho cochas’ y en cada luna hacer un conversatorio”, contó.

La convivencia finalizó con la ceremonia ancestral con el fin de conectarse con la pacha mama aprovechando que el 22 de abril se conmemora el Día de la Tierra.

Además aprovecharon para presentar a los nuevos participantes del proceso formativo que será sobre comunicación comunitaria y Kichwa nivel dos.

Para el organizador, esta caminata les enseñó a convivir con otros jóvenes y la naturaleza. El grupo se dividió en dos, unos escogieron un camino y otros decidieron trepar la montaña. Al final compartieron sus experiencias del trabajo en equipo.

“Una experiencia enriquecedora para nosotros. A veces desconocemos la existencia de estos hermosos lugares. El arriesgarse a subir sin un sendero establecido nos invita a luchar por nuestros objetivos”, dijo Belén Guerrero.

Al finalizar el recorrido llegaron a la conclusión de crear el lema ‘Somos los hijos del levantamiento. No se construye el presente sin conocer el pasado, la verdadera historia es la que no nos han contado’. (I)

Deja un comentario