La estafa de la revolución / Guillermo Bastidas

Columnistas, Opinión

Toda revolución se evapora y deja atrás sólo el limo de una nueva burocracia. (Franz Kafka)

Muchos nacimos en la fogosidad, ardor y arrebato  de los movimientos socialistas, comunistas chinos o soviéticos;  muchos vivimos en la época universitaria bajo el ruido de los tambores y chicharas de Lenin, Marx, Stalin, el Che Guevara y Castro, cuyos discursos fueron utilizados por algunos politiqueros Socialistas y revolucionarios que nos vendieron la falacia de la revolución. Estos politiqueros reptilianos durante muchos años nos tuvieron ilusionados  y casi  convencidos de una sociedad igualitaria y desarrollada; embobados por las frases: Una revolución no es una cama de rosas. Una revolución es una lucha entre pasado y futuro. (Fidel Castro); Puedes matar un revolucionario, pero nunca puedes matar la revolución. (Fred Hampton); Hasta la victoria siempre. (Ernesto Guevara); No se puede hacer una revolución con guantes de seda. (Joseph Stalin); El poder político es simplemente poder organizado de una clase para oprimir a otra. (Karl Marx); “O tomamos el camino del socialismo o se acaba el mundo.”. Hugo Chávez.

La revolución es algo que se lleva en el alma, no en la boca para vivir de ella; Sean siempre capaces de sentir en lo más hondo cualquier vivir,  injusticia cometida contra cualquiera en cualquier parte del mundo. Es la cualidad más linda de un revolucionario. Todos los días la gente se arregla el cabello, ¿por qué no el corazón?; La arcilla fundamental de nuestra obra es la juventud; En el momento que fuera necesario estaría dispuesto a entregar mi vida por la liberación de cualquiera de los países de Latinoamérica sin pedirle nada a nadie, sin exigir nada, sin explotar a nadie.

Que es la verdadera  revolución,  Es paz , amor, reconcilian, vida, desarrollo. No es división ni lucha de procederes.

Luchemos por un país libre  de  injusticia de  pobreza y de analfabetismo, donde que todos tengamos el derecho de la liberta.

La revolución es algo diferente, no es lo que viven nuestros hermanos venezolanos, no permitamos que UN MAL  gobierno no dirijan y nos convierta en un pueblo oprimido.

Mi querido lector piense en el futuro de sus hijos y de las nuevas generaciones, vote conscientemente. (O)

Deja un comentario