La cometa juego tradicional

Interculturalidad
En esta época es muy común ver a padres e hijos disfrutando del juego tradicional de volar cometas. (Foto El Heraldo)

Durante el mes de agosto, es tiempo propicio para que los niños, adolescentes junto a sus padres disfruten de uno de los juegos tradicionales que con el pasar del tiempo se ha modernizado, pero se mantiene vigente en nuestro país. Se trata de la famosa cometa elaborada a base del sigse o carrizo y papel periódico, que hoy en día se las encuentras listas para hacerlas volar con distintos materiales llamativo en variados diseños, colores y tamaños.  

Los sigses crecen de manera silvestre en terrenos y bosques de la ciudad que son recolectados, luego de quitar las astilla son un elemento base para la elaboración. En forma de equis y uno en la mitad se forma la estructura de la cometa, que posteriormente es recubierta con papel periódico o plástico  y adornada al gusto. 

Una de las partes principales para que ésta vuele es la cola de la cometa, que debe ser cinco veces más larga que la estructura utilizando retazos de tela o medias nylon y quedará lista. También se puede reemplazar el sigse con carrizo y seguir el mismo proceso.  

En esta época del año se observa en las montañas o en terrenos abiertos en los campos a niños junto a sus padres disfrutando de este tradicional juego, que no ha perdido vigencia.

La planta de sigse, no solo sirve para elaborar cometas, sino para cubrir las casas a especie de techos, que se lo usa en las comunidades indígenas de la serranía, pero se está perdiendo esta tradición con la aparición del zinc y la teja. Se utiliza también para realizar las paredes o bareques mesclado con lodo. (I) 

Deja un comentario