Jueces de Paz / Editorial

Editorial, Opinión

 

  En nuestra provincia, en varias parroquias  del sector rural, existen doce de los denominaos Jueces de Paz, que cumplen una importante función de    amigables componedores en los casos que pudieran ocurrir entre vecinos, por discrepancias pequeñas o por disgustos  sencillos. En todo el país existen 394 de estos facilitadores de soluciones frente a problemas de vecinos.

  Estos servidores de la vecindad actúan de acuerdo a lineamientos  del Centro Nacional de Mediación de la Justicia de Paz, que se encarga de llegar a acuerdos que terminan en la suscripción del acta que tiene el carácter de sentencia juzgada.

  Además,  estos Jueces de Paz requieren de la asistencia y del asesoramiento por parte de organismo administrativo del Consejo de la Judicatura . Se entiende que estos Jueces no conocen en profundidad la legislación ecuatoriana, son personas de buena voluntad deseosas de servir a la gente pobre, sin costo alguno de dinero.

  Por otra parte,   las atribuciones constan en el instructivo.    Son asuntos que no sobrepasen los cinco salarios mínimos vitales  de cuantía sobre reclamos económicos, patrimoniales, linderos, ambientales y, en general, los que pudieran interesar al vecindario.

  En el primer encuentro provincial de los Jueces de Paz, el Presidente de la Corte Provincial de Justicia Paul 0caña,  expresó que es necesario ajustar procesos y generar propuestas creativas para mejorar la Justicia de Paz. Además, hizo conocer que las resoluciones correctas de estos Jueces representan un ahorro de quinientos dólares por cada caso. (O)

Deja un comentario