Juan Gortaire renunció a su cargo de gobernador

Última hora
Mi decisión está fundamentada en mis principios, valores y proceder, características que han marcado mi camino y mi trayectoria a lo largo de mi vida, comentó Gortaire. (Foto cortesía)

Luego de varios meses de haber servido intensamente y sin ningún tipo de interés particular, político, ni económico a mi querida provincia de Tungurahua, he decidido presentar la renuncia a mi cargo como Gobernador.

Señor Presidente, desde que inicié mis funciones como Gobernador de la provincia de Tungurahua, me he centrado en transmitir la política, proyectos y planes del Gobierno Nacional; cuidar el orden público y tranquilidad; supervisar las distintitas actividades de los órganos de la Administración Pública Central e Institucional en la provincia; concentrándome principalmente en agotar esfuerzos con los distintos actores para fomentar la transparencia dentro de la Función Pública, objetivo que esta en armonía con la política de su Gobierno, lo cual ha sido ampliamente reconocido por la ciudadanía, los medios de prensa, sectores productivos y distintos representantes políticos.

Sin embargo, es lamentable que mi gestión nunca contó con el apoyo, acompañamiento y respaldo de la Señora Ministra de Gobierno, quien jamás aceptó mi nombramiento y ejerció una continua presión y bloqueo hacia mi administración, impidiendo toda iniciativa propuesta como: i) sanear las dependencias públicas; ii) consolidar la plataforma gubernamental Caracol para reducir costos al Estado ecuatoriano; entre otros.   

Agradezco infinitamente a mi familia, que ha estado a mi lado durante este tiempo que he servido a la provincia, a mi equipo de trabajo con quienes hemos compartido arduas jornadas realizando varias actividades en beneficio de la provincia, a los estimados señores Ministros y demás funcionarios que me brindaron su total apoyo durante mis gestiones, a los medios de prensa tungurahuenses por cubrir los distintos acontecimientos con el objetivo de transmitirlos a la ciudadanía y a todos mis conciudadanos por su constante apoyo a mi trabajo.

Me retiro de la función pública, satisfecho de haber honrado la confianza que Usted Señor Presidente depositó en mí, cumpliendo los objetivos planteados, con total transparencia y entrega por mi provincia. 

Señor Presidente, reitero a Usted mi agradecimento y amplia consideración y estima, estoy seguro que Usted seguirá luchando por el bienestar de todos los ecuatorianos y le auguro muchos éxitos en el camino que queda por recorrer. (O)(I)

Deja un comentario