Insalubridad perjudica a dos sectores

Barrios, Especial, Especial de la semana
Los vecinos esperan que exista un mantenimiento total y limpieza del lugar. (Foto El Heraldo)

La quebrada que une a la parroquia Martínez con Laquigo cada vez se llena de escombros basura e incluso animales muertos.

Los olores son insoportables, sobre todo en días soleados, ya que penetran hasta las viviendas cercanas a este lugar.

Por múltiples ocasiones solicitaron la limpieza de la quebrada; sin embargo, nadie ha hecho caso a los pedidos y ahora el sector se ha convertido en un basural.

Algunos vecinos se han unido para ubicar letreros indicando que está prohibido arrojar desechos o escombros en el lugar, pese a esto el panorama es distinto.

«Hemos tratado de conseguir ayuda o hacer mingas para la limpieza, pero no hay el apoyo, especialmente de las autoridades. Este es un desfogue natural, sobre todo del agua lluvia que baja desde la parte alta y necesita estar despejado», manifestó Adrián Calucho, morador.

Hace más de 12 años viven en el sector María Pucha y contó que durante ese tiempo los desechos se han acumulado y ahora están a cada lado de la quebrada.

Al parecer las volquetas llegan con escombros en la noche e incluso madrugada para arrojarlo en este lugar, sólo los perros que deambulan por la zona alertan de su llegada y son fieles testigos del problema.

El pedido de los moradores está enfocado en la limpieza de la zona y cuidado de sus alrededores. (I)

Deja un comentario