Galápagos: Experiencia, gastronomía y cultura en ‘La Pinta’

Interculturalidad
El barco ‘La Pinta’ ofrece relax combinado con el aprendizaje cultural y bioseguridad. (Foto El Heraldo)

Sin duda la pandemia mantiene con temor a las personas; sin embargo, la ansiedad  y el estrés han llevado a buscar opciones que muestren naturaleza, espacios abiertos donde se respete la bioseguridad, pero al mismo tiempo sea un momento de distracción y conocimiento.

Ante ello, los ambateños y tungurahuenses que permanecen radicados en las Islas Galápagos, invitan a sus coterráneos a conocer nuevas experiencias a través de operadoras turísticas que ofertan calidad, variedad gastronómica, buen servicio, pero sobre todo cuidando las medidas de bioseguridad para prevenir contagios con el coronavirus.

Es así como se hacen realidad los sueños a bordo del barco ‘La Pinta’ que es parte de la empresa reconocida a nivel nacional Metropolitan Touring y que realiza recorridos de lujo a bordo de varios barcos que están dentro de las islas. Este es uno de los primero barcos en ofertar recorridos turísticos a nivel de las islas.

El intercambio cultural entre los visitantes es extremo, ya que llegan turistas de Estados Unidos, Francia, Italia y en los últimos cinco meses de Ecuador.

Jennifer Jurado es parte de la empresa hace tres años y aseguró que las operaciones turísticas se retomaron desde julio del año pasado, pese a no estar habilitados los aeropuertos. “La empresa brindó la oportunidad de ingresar al mercado ecuatoriano con la modificación de precios, esto motivó a los visitantes de todo el país a conocer y disfrutar de la maravillosa experiencia a bordo del barco ‘La Pinta’. Todos tienen ganas de salir del encierro y por ello aplicamos los protocolos de bioseguridad extremos. El ingreso a las islas es riguroso, ya que todos estamos vacunados, especialmente los operadores turísticos”, dijo.

En el barco ‘La Pinta’ se aplican los protocolos de limpieza constantemente para que el visitante se olvide por un momento de la pandemia. “Aquí tenemos una planta propia que genera el ácido hipocloroso a bordo que ayuda con la desinfección, hay túneles de desinfección con cámaras de ozono. El personal pasa por áreas de ozonificación previo a su ingreso a cabinas o atención a huéspedes”, comentó Jurado.

Residentes extranjeros que radican en Azuay, Tungurahua y Guayas fueron los primeros en llegar a las islas durante la pandemia. 

La gastronomía a bordo del crucero es variada, ya que se presentan platillos típicos de la Sierra como llapingachos y el tradicional hornado; de igual forma, los turistas también deleitan su paladar con los sabores de la Costa que incluye preparaciones con mariscos.

El barco alberga a 34 tripulantes en cada crucero, más 48 huéspedes que reciben la mejor atención, pero sobre todo conocimiento por parte de los guías que están preparados para entregar información sobre las especies que permanecen en cada isla recorrida en la zona Norte de la provincia.

Según registros turísticos, más del 80% de la población que reside en las Islas Galápagos son tungurahuenses que emigraron hacia está zona; entre ellos, están de los cantones Baños, Cevallos y Quero. Es así como los visitantes se llevan recuerdos de emprendimientos locales. (I)

Deja un comentario