Fiestas con voces a favor y en contra

Ciudad
El Comité Permanente anunció el desarrollo de programas virtuales y recorridos itinerantes. (Foto Archivo El Heraldo)

La Fiesta de la Fruta y de las Flores (FFF) 2021 está en el debate público, porque unos respaldan su realización y otros no.

A decir del economista Daniel López, organizar programas de forma virtual solo generará un recordatorio como la ciudad salió luego de un terremoto y más no servirán para una verdadera reactivación comercial.

“No hay que desvirtuar la verdadera razón del Comité Permanente que es recordar como Ambato surgió después de un desastre. Una reactivación la debe cristalizar el Municipio a través de sus diversas direcciones”, sostuvo.

El profesional del Derecho, Francisco Rivera, explicó que los recursos de las fiestas no se pueden destinar para situaciones de salud, pues si eso sucede se podría caer en malversación de fondos con las consecuencias legales en contra de los funcionarios que lo ordenen.

Recalcó que esos dineros no pueden ser utilizados por ejemplo para la compra de vacunas para contrarrestar el Cóvid-19, ya que en ninguna parte de la ordenanza de la FFF y creación del Comité Permanente existe alguna disposición al respecto.

Asimismo, resaltó que el Comité tiene adquirido compromisos con auspiciantes y si no se cumplen estos convenios habría el riesgo de demandas por daños y perjuicios.

Para Rivera que las fiestas sean patrimoniales obliga a organizarlas, pero de manera creativa. 

Sugiere la suspensión temporal y se busquen otras fechas (recomienda en noviembre si la realidad de salud lo permita), porque las actuales circunstancias sanitarias impiden el desarrollo de los programas.

La concejal y quien forma parte del directorio Comité Permanente, María de los Ángeles Llerena, afirmó que la entidad tienen autonomía administrativa y financiera, pero no tiene la competencia de salud para comprar vacunas y si lo hace habría sanciones por parte de la Contraloría General del Estado.

Los recursos solo pueden ser invertidos en los programas previstos, muchos de los cuales son culturales y patrimoniales, añadió.

“En la ordenanza de las fiestas se señala que es una obligación organizar los eventos patrimoniales. Con la reforma estamos analizando si puede constar suspensión ante situaciones fuertes que puedan ocurrir”, sostuvo.

Ana Ortiz es ambateña. Considera que organizar las fiestas en medio de la pandemia es un error. 

Si se usa la alternativa digital no debería conllevar grandes gastos, por lo cual tampoco respalda la construcción de carros alegóricos, pues la gente en estos momentos no está para fiestas, mencionó. (I)

Deja un comentario