Explosión de abastecimiento

Ciudad

El centro de expendio provisional de alimentos se ubicado en el Camino El Rey entre las calles Cordillera Occidental y Montes de Cajas, ayer. (Foto El Heraldo)

Las condiciones de movilidad evidenciadas desde la tarde del jueves 23 de junio se mejoraron con relativa tranquilidad hasta el sábado 25. Esta situación abrió las posibilidades de retomar actividades comerciales con cierta irregularidad y abastecimiento de alimentos en centros de acopio improvisados en diferentes sectores.

El Camino El Rey entre las calles Cordillera Occidental y Montes de Cajas se convirtió en el centro de comercialización de productos alimenticios, entre los cuales: Cárnicos y sus variedades, fresa, mora, leche, papas, choclo, zanahoria, guayaba, limón, brócoli, cilantro, apio.

“Fresa a un dólar…a un dólar” era el llamado de José Lligalo para vender la fruta. Llegó desde Tisaleo e indicó que tuvo dificultades para ingresar a la ciudad, pero también reconoce que necesita trabajar, pese haber participado momentáneamente en la movilización del sector indígena.

“No tenía facilidades, porque están controlando los que están en huelga”, dice César Muyulema, que se ubicó en la vía Camino El Rey y Cordillera Occidental, “es producto fresco. La cebolla viene de Huambaló, el choclo y papas de Picaihua”. La camioneta se convirtió en el exhibidor de varios productos, “todo está cerrado y a escondidas bajamos el producto, pero en días anteriores se ha recorrido por los mismos barrios de la parroquia. Ahora estamos acá, porque hemos tratado de bajar”, detalló.

Los centros de expendio provisionales están conformados por intermediarios y productores. El comercio intentó reactivarse, “venimos pasando mil penurias, porque los indígenas no dejan pasar están agresivos y no estaban así y se hizo difícil”, comenta

Rosalía Palate, que explica que los productos los trasladó desde el sector La Clementina de Pelileo.

Allí también Julio Miniguano tiene su testimonio, “si hubo paso vengo desde Pinllo para abastecer a la ciudad. Han dicho que hoy (ayer) y mañana (hoy) van a dar facilidades para abastecer”. En su camioneta tenía brócoli y apio de venta. Dijo que, “están bastante afectados y sigue el problema que no se arregla”.

Varios comentarios surgieron con relación al precio y a la cantidad de los productos. A decir de los ciudadanos están valores altos frente a la cantidad. Entre los precios constan: libra de chuleta de chanco fluctuaba entre 2.50 y 2.75; pollo entero 9 dólares; tres brócolis, un dólar; funda de fresa, un dólar; tarrina de mora (medio litro), un dólar.

El comercio de los productos agrícolas se complementó con los puestos informales de venta de papas con cuero, chinchulines, ceviches, entre otros. (I)

Deja un comentario