Establecimientos clandestinos son clausurados

Ciudad

Hace pocos días se concretaron clausuras por incumplimientos a las normativas de salud. (Foto Cortesía)

En lo que va del año en Tungurahua son dos los establecimientos de salud que han sido clausurados por la Agencia de Aseguramiento de la Calidad de los Servicios de Salud y Medicina Prepagada (Acess).

La delegada provincial de la entidad, Jimena Chaglla, informó que estos locales fueron cerrados por no contar con los permisos de funcionamiento, mal manejo de desechos y, además, realizaban actividades que no les compete a sus representantes.

Esta clausura se concretó gracias a denuncias de la gente en Patate y en la parroquia Augusto N. Martínez de Ambato.

Este control se ejecuta a pesar del limitado número de personal.

En esta zona del país están catastrados 1.400 establecimientos de salud (consultorios generales, médicos, odontológicos, psicológicos, fisioterapia, laboratorios clínicos, hospitales de especialidades, clínicas de diálisis y espacios de recuperación de personas con problemas en el consumo de drogas o alcohol).

Anunció que posiblemente dos establecimientos más serán clausurados en las próximas horas, ya que, de igual manera, incumplen normativas sanitarias.

Chaglla reiteró a la población a extender la respectivas denuncias cuando detecte anormalidades en las condiciones higiénico sanitarias del local o que no cuente con el permiso de funcionamiento.

Estas quejas lo pueden dar a conocer a través de la página web: www.calidadsalud.gob.ec o, a su vez, personalmente en el edificio del excentro de salud 1 en el barrio Medalla Milagrosa.

Asimismo, insistió en que los profesionales de la salud deben estar registrados en la Agencia, pues la entidad valida o comprueba los títulos en la Senescyt.

Por su parte, el Comisario de Salud, Ángel Solís, recordó que la Acess es un ente preventivo; lamentablemente, se convierte en sancionador, porque ciertas personas persisten en sus incumplimientos con las leyes vigentes.

Confirmó que en el 2020 van dos clausuras. Uno de ellos fue un laboratorio dental, cuyo propietario poseía un título que no avalaba su actividad como odontólogo.

Resaltó que las sanciones dependen de la gravedad de la infracción. Hay clausuras definitivas o temporales, pero todas están acompañadas con multas económicas que van desde un salario básico unificado (400 dólares).

Similar llamado hizo a los dueños de los establecimientos de salud para que cumplan con las disposiciones; con ello, evitarse malos ratos tomando en consideración de que receptan denuncias ciudadanas reservadas a través del teléfono 2421631. (I)

Deja un comentario