Equinoccio de otoño con la fiesta de la luna

Nacionales

Indígenas ecuatorianos celebran la fiesta de la luna o Kulla Raymi, ayer, en Quito. (Foto EFE) 

Quito, (EFE).- Un círculo en el suelo conformado por frutas y en su interior el símbolo andino de la chacana, banderas geométricas plurinacionales y una cruz que simboliza los cuatro puntos cardinales, fueron el escenario en el que se conmemoró este martes la fiesta de la luna, la Kulla Raymi, en un cerro de Quito.

Se trata de una de las cuatro festividades más significativas del calendario agroecológico andino, que conmemora el inicio de la vida y exalta a la mujer como máxima representación de la fertilidad.

«El ritual de Kulla Raymi, que significa en lengua kichwa, novia o princesa, no era una celebración de los incas, sino de las cuatro regiones andinas y se solía realizar en el cambio del ciclo agrícola y solar el 21 de septiembre», explicó a Efe el maestro de ceremonias Luis Alfonso Cachimuel.

INICIO DEL MES FEMENINO

Vestido completamente de blanco y con un cinturón y diadema de profusos colores, el chamán, también catedrático universitario y experto en antropología e identidad andina, precisa que hoy comienza un nuevo ciclo con la llegada del mes femenino, que se extenderá hasta el próximo equinoccio el 21 de marzo.

También conocida como Fiesta de la Reina, el Kulla Raymi se dedicaba a conmemorar a la luna, la «reina de los cielos» en la región andina.

En esta ocasión, la Secretaría de Gestión y Desarrollo de Pueblos y Nacionalidades de Ecuador quiso que la ceremonia reuniera en Quito a representantes de diferentes pueblos originarios y no exclusivamente de la región andina de donde es esta tradición.

En el Parque Itchimbía, desde el que se divisa una imponente vista de la capital ecuatoriana, flanqueada por el volcán Pichincha, la celebración contó con grupos procedentes de diferentes provincias andinas, pero también de la región costera y de la Amazonía.(I)

Deja un comentario