Encierro positivo / Editorial

Editorial

    El Coronavirus ha logrado que las familias estén en un encierro obligado, donde su paso por el mundo ha fomentado, por así decirlo, una unidad más en familia, pese a que también ha causado muertes, en su mayoría, en la población adulto mayor.

   Si bien el hecho de estar en cuarentena ha sido un aspecto que, para muchos ya están cansados, para otros ha dado la oportunidad de entablar largas conversaciones entre papás e hijos, donde, a diario, por el uso de la tecnología, se había perdido.

   Es positivo recalcar que, muchas veces, al tener tanta información, nos hace entender que, dejar los celulares a un lado, por un cierto tiempo, nos permite interesarnos por saber la vida de los seres queridos.

  Diversos padres han comentado que esta cuarentena, pese a que económicamente afecta directamente, al sustento familiar, ha permitido acercarse más a los hijos, ya que, por la jornada laboral, no podían conversar o aconsejar a sus vástagos y esta pandemia, de cierta manera, les ha dado ese nuevo chance de compartir. (O)

Deja un comentario