El maito se disfruta en la Amazonía

Interculturalidad
En el  Puerto Misahualli, no solo se puede disfrutar de la variada  naturaleza, si no de sus delicias gastronómicas. (Foto El Heraldo)

El Maito de carachama es otras de las  delicias gastronómicas  que acoge la Amazonía ecuatoriana representando la identidad cultural de este sector del país. 

El origen de este plato está estrechamente ligado  con los pueblos aborígenes de Chimborazo y Tungurahua, quienes huyendo de la dominación española llegaron a provincias amazónicas, especialmente a  Pastaza, donde esta delicia no pasa por desapercibida entre los visitantes.  

El Maito consiste en  un pescado sazonado con sal en grano, asado  al carbón, envuelto en hojas de ‘yaki-panga’ o ‘bijao’. Se sirve acompañado  con yuca o plátano verde junto a un vaso de agua de guayusa, bebida ancestral amazónica.  

La  carachama es un  pez nativo de la Amazonía, que puede pesar  hasta 30 kilos y medir hasta 1 metro, pero en la  actualidad ha sido remplazado por  la tilapia o la trucha.

Uno de los lugares donde es tradicional disfrutar este producto es en  el puerto Misahualli, ubicado en la provincia de Napo. Los turistas a más de disfrutar del balneario  junto al río de arena blanca y los traviesos monos capuchinos, pueden disfrutar de este plato  en el parque central, donde  se encuentran variedad de  locales que lo preparan.  

A 7 kilómetros de Misahuallí se encuentra  la comunidad de madederos  Pununo, que cuentan con un puente colgante de aproximadamente 200 metros y  un  árbol centenario manteniendo viva la cultura amazónica del sector. (I)

Deja un comentario