El hilado de lana mantiene vigencia

Interculturalidad
El hilado de lana aún se mantiene vigente en algunas comunidades indígenas del país. (Foto Pedro Aucatoma) 

En las comunidades indígenas sobre todo en la Sierra Central en hilado de la lana de borrego no pierde su vigencia manteniendo viva las tradiciones y costumbres de los ancestros. 

Pedro Aucatoma, dirigente indígena, informo que el para hilar la lana se necesita  una vara de madera que sea fácilmente manejable con la mano que puede medir alrededor de un metro, donde se coloca el guango de la lana de borrego para ser hilado. 

La lana se toma de un borrego cuya edad oscila el año y medio de edad, tiempo que la lana está madura lista para su uso. Una vez que es trasquilada se lava la lana y se pone a cardar (proceso para retirar las basuras para que la materia prima esté limpia), finalmente se coloca hecho guango para comenzar el proceso de hilado. 

La lana sirve para tejer ponchos, anacos, bayetas, que forman parte originaria de algunos pueblos. El hilado de la lana especialmente lo realizan las mujeres de la comunidad, mientras que los hombres se dedican al tinturado de la misma. 

En Tungurahua, en la plaza central de Salasaca se comercializan vestimentas elaboradas con la lana de borrego que oscilan desde los 40 dólares hasta los 200 y 300 dólares como los anacos y  ponchos respectivamente. (I)

Deja un comentario