El amor y la amistad / Edison Buenaño Benalcázar

Columnistas, Opinión


El 14 de febrero celebramos el día del amor y la amistad, siendo los valores más sublimes de los seres humanos, que generan afecto, cariño, respeto, bondad, lo practicamos mediante la comunicación, cuando sentimos amor y amistad por alguien uno está dispuesto a sacrificarse sobre todo si nos importa de verdad la felicidad, la seguridad, el desarrollo y progreso de dicha persona, no se duda en respaldar su amor con acciones, se manifiesta con hechos, ya que el amor implica confianza, solidaridad, sinceridad, lealtad, compromiso y el interés  recíproco a lo largo del tiempo.

Siendo el amor y la amistad los sentimientos más nobles que tenemos las personas para ser felices, ellos permiten compartir todo y dar sin esperar nada a cambio, la persona que quiere de verdad no es egoísta, trata cada día en lo posible de hacer felices a sus semejantes, partiendo de lo que realmente somos, las buenas parejas no vienen determinadas en la fábrica, hay que cuidarlas en el trajín diario de la vida a base de esfuerzo, sacrificio, respeto y responsabilidad.

El amor se refracta en lo que somos en donde el bienestar no es un privilegio de una de las partes sino de ambas, en un equilibrio entre el dar y el recibir amor, si uno es fiel se espera felicidad, si soy cariñoso espero ternura.

Nunca debemos reclamar amor, afecto, como decir quiéreme por favor, abrázame, recuerda que mi cumpleaños es mañana, dame un beso, en la vida del amor hay situaciones que no se deben pedir, tienen que surgir natural y espontáneamente, ejerciendo el derecho a la reciprocidad antes que implorar amor, el primero nos enriquece y el segundo avergüenza.

En el día especial del amor y la amistad, para la mayoría de seres humanos  un gran motivo para celebrar disfrutar y compartir con las personas más cercanas como son los amigos, familiares o pareja, para otras una fecha destacada que promueve el comercio, lamentablemente en estos tiempos donde el amor y la amistad se desvaloriza, queremos rescatar la importancia de estos valores positivos en las personas, aspiramos  ver al amor ya la amistad como un acto de fe de esperanza para todos siendo una manera de expresar el afecto, cariño, la atención como algo relevante para todos, ya que son estímulos que nos motivan y nos hacen sentir valorados.

Si tomáramos conciencia de que toda persona necesita amor y si los padres asumiéramos la responsabilidad de satisfacer dichas necesidades a nuestros hijos, así podemos estar seguros que obtendremos adultos sanos psicológicamente, en todo momento tenemos que emitir a nuestros hijos caricias físicas, palabras cariñosas, frases de cortesía, una palmada, un abrazo fraterno, con esto demostramos amor para su desarrollo físico, mental satisfactorio, por lo mismo tenemos que predicar un amor recíproco, para compartirlo, cultivarlo y protegerlo, de esta manera vivir en armonía con uno mismo y con los demás, aceptando que todos los seres humanos somos valiosos, mi amor más sublime  para Dios por darnos la vida e inteligencia y a mis pequeños nietos Eddy – Ari.

Para concluir lo importante el amor nos motiva a ser mejores personas, lo fundamental en la amistad es ser siempre honestos y que se manifieste con hechos, el amor y la amistad es tan grande que induce paz, tranquilidad, alegría y bienestar en las personas.  Feliz día del amor y la amistad.

Deja un comentario