Semáforo de movilidad / Editorial

Editorial

Las autoridades de los 221 cantones del país decidieron, en una reunión de la Asociación de Municipalidades del Ecuador, el 30 de abril de 2020, que todo el territorio ecuatoriano se mantendría en rojo. El color rojo implica las mismas restricciones vigentes a mediados de marzo y durante todo el mes de abril, entre otras, toque de queda de 15 horas, circulación vehicular un día por placa y suspensión de trabajos que no sean de primera necesidad.

La realidad ha superado a la regla y la gente se está movilizando como que sus ciudades estarían en amarillo o, incluso, en verde. En Ambato el tráfico en las calles es ligeramente menos intenso que en épocas normales, los locales comerciales se encuentran con las puertas entre abiertas y sus empleados trabajando.

El comportamiento de la ciudadanía denota que la medida del color rojo es insostenible. La gente necesita trabajar para poder comer y, por más que quieran quedarse encerrados en sus casas, es un lujo que no pueden darse. Es necesario que se cambie inmediatamente a color amarillo a Ambato y que se controle el cumplimiento de la medida por parte de la ciudadanía. (O)   

Deja un comentario