Seguridad ciudadana / Editorial

Editorial

En los últimos meses han aumentado las denuncias en la fiscalía por estafas perpetradas por mafias dedicadas a engañar a la ciudadanía. En muchos casos son por medio de llamadas, mensajes o incluso con reuniones presenciales. Los ecuatorianos buscan vivir en un país seguro, en las que ellos y sus familias puedan desenvolverse sin miedo a que su patrimonio y su integridad se vean afectados. La seguridad, al igual que la salud y el trabajo, son los mayores anhelos de la ciudadanía.

Ambato, a diferencia de otras ciudades del Ecuador, siempre ha sido relativamente segura, con pocos casos de sicariato y de robos violentos. Sin embargo, ningún gobierno local ni nacional ha podido controlar totalmente la seguridad en nuestra ciudad, especialmente las estafas. En el último tiempo hemos presenciado una mayor inseguridad en Ambato, con asesinatos en la calle a plena luz del día o asaltos violentos en zonas que se consideraban seguras. 

La seguridad no se logra solamente con policías en la calle que, aunque son muy importantes, no pueden hacer todo el trabajo solos. Es indispensable que la economía del país mejore, está comprobado que en economías más prosperas baja la inseguridad. Asimismo, se debe incentivar la educación de la población y ser más estrictos con la migración.   

Deja un comentario