Prosperidad / Editorial

Editorial


      Ha comenzado un nuevo año. La gente lo que más desea es salud y prosperidad laboral, ya que el 2020 castigó al comercio, donde se fomentó más pobreza en las calles, por la pérdida de trabajos.

   Se espera que el 2021 sea el año de la revancha para salir adelante y volvamos retomar cierta normalidad en nuestros quehaceres cotidianos, desde poder ir a un estadio de fútbol, celebrar fiestas con amigos, comer en restaurantes sin estar con mascarillas, entre otras acciones sin el distanciamiento.

   Que este nuevo comienzo nos sirva de lección para entender para qué estamos con vida, ya que estar vivos es una bendición de Dios y debemos valorar nuestra vida con optimismo y trabajo.

   Ser prósperos es algo que nos invita a levantarnos de nuevo, bajo un camino con objetivos positivos que deben ser cumplidos a corto plazo para que los proyectos puedan ser llevados con éxito. (O)

Deja un comentario