Medicinas caducadas en el IESS / Editorial

Editorial

   Sin la menor duda, podemos asegurar, que la Institución más poderosa del país, hace varias décadas,  el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social -IESS- ha sido víctima de un verdadero asalto a sus recursos económicos  por parte de gente inescrupulosa que ha accedido a los directorios.

   El haber cuadruplicado la nómina de empleados y trabajadores desde el año 2.007, por si mismo, constituye  una evidencia de la irresponsabilidad de todos aquellos directores generales de la década perdida. No existe autoridad alguna que se preocupe de estos hechos  y los denuncie para encontrar sanción. 

   Y qué decir de otros perjuicios ocasionados, como el negar,  el reconocimiento de las deudas millonarias del gobierno al Seguro Social que hasta la presente fecha no pueden cobrar en su totalidad.   Los responsables han sido premiados con jugosos cargos públicos.

   El último delito descubierto es el de los medicamentos caducados por 7 millones de dólares. Entre tanto la botica de la Institución está dasabastecida de insumos elementales para la atención diaria de los pacientes.

   Continúan las conversaciones para encontrar soluciones a la crisis moral y económica que ha colocado al IESS al borde del colapso. Nada se concreta y así terminará este episodio.  Hace falta, señor Presidente, aplicar la anunciada cirugía mayor con decisiones firmes y valientes, no con lirismos, sino con acciones efectivas que den resultados. ¿Será mucho pedir mano dura para bien del IESS, de los afiliados, jubilados y pensionistas.? (O)

Deja un comentario