Justicia barrial / Editorial

Editorial

   Ambato está viviendo una problemática social basada en la delincuencia a diestra siniestra, con robos y asaltos, ciudad donde se ha incrementado el despojo de pertenencias hacia gente no solo en la zona céntrica de la urbe ambateña, sino en barrios populares y de tradición.

   La gente ha comenzando por realizar una justicia a mano propia, ya que, el aumento de antisociales, ha indignado a la ciudadanía que trabaja honestamente y el nivel de tolerancia ha llegado a su límite, implementando golpizas y castigos a delincuentes que entran a robar y hacer daño a gente inocente.  

   Si bien existen autoridades del orden que tratan de controlar la llegada de delincuentes en espacios públicos y domicilios familiares, la sentencia contra la persona que incurre en el hecho delictivo, en su mayoría de casos, queda en la impunidad.

   Razón por la cual, moradores de barrios, han optado por dar una lección de respeto contra ladrones que, armados hasta los dientes, no les tiembla mano para dañar y afectar la integridad física de una persona, por lo que la defensa a mano propia, es usada para no ser víctima de atracos violentos.  (O)

Deja un comentario