Hospital Municipal / Editorial

Editorial

   Han  transcurrido más de veinte años desde que fuera creado por la Municipalidad ambateña el Hospital Nuestra Madre de la Merced, en un barrio periférico y popular de la ciudad, precisamente para brindar el servicio de salud a la gente con mayores necesidades y de menor capacidad económica.

   La presencia de este Hospital Municipal  ha sido un acierto que merece el reconocimiento público, ya que ha atendido a millares de pacientes en consulta externa y a centenares en intervenciones quirúrgicas, con personal que, en todo el tiempo, se ha desempeñado con mística y con verdadero sentido social y humano.

   Lo más destacable es el desarrollo sostenido que ha experimentado en todos estos años.  Las administraciones que han llegado en  períodos  sucesivos, han demostrado seguimiento a esta importante obra social, tratando siempre en mejorar los servicios, ampliándoles en forma sostenida  y constante. Felizmente, no ha habido egoísmos para los anteriores administradores, como ha acontecido en otros programas.

   El Hospital Municipal  goza de enorme prestigio en la ciudad y en otras del centro del país,  desde donde llegan pacientes para recibir atención oportuna y con la característica bondadosa de médicos, paramédicos y personal de servicio.  Según informe oficial la atención en consulta externa ha crecido en forma inesperada.

   La actual y venideras administraciones municipales deben asignar los recursos suficientes para mantener el actual ritmo de servicios con proyecciones futuras. Ambato y su población crecen y merecen atención esmerada en una  área tan sensible como es la salud. (O)

Deja un comentario