De rojo a amarillo / Editorial

Editorial

Son varias las ciudades en las que se ha cambiado de color el semáforo de movilidad. La mayoría de alcaldes que han tomado la decisión, ha sido para cambiar de rojo a amarillo. Son pocas las ciudades que se encuentran en verde, por ejemplo, el cantón Aguarico.

Sorprendió la decisión de los alcaldes de Guayaquil y Samborondón de cambiar a color amarillo, tomando en consideración que fueron los principales focos de contagio en el Ecuador. Por otro lado, ha llamado la atención que ciudades en las que el contagio fue más controlado, continúen en color rojo.

El objetivo de la implementación del semáforo era para aplanar la curva de contagio y que los hospitales puedan dar abasto. No obstante, a pesar de encontrarse en rojo muchas ciudades, su población actuaba como que estarían en amarillo o verde. Por lo tanto, es preferible un color amarillo bien regulado a un color rojo desorganizado, la realidad ha superado a la regla.    (O)

Deja un comentario