Aeropuerto de Chachoán es útil / Editorial

Editorial

Si no hubiera sido por el aeropuerto de Chachoán en Izamba, los ambateños hubieran estado completamente incomunicados con Quito. El aeropuerto permitió que avionetas trasladaran pasajeros, enfermos y algunos equipos entre Ambato y Quito.

Si el aeropuerto se hubiera convertido en parque o en mercado, como sostenían algunas autoridades, hubiera sido imposible el transporte aéreo. Decían los defensores de cerrar el aeropuerto que el de Latacunga era más que suficiente, olvidándose que ese aeropuerto es inaccesible cuando se cierran las vías entre Ambato y Latacunga.

No es la primera vez que el aeropuerto de Izamba presta servicios de emergencia. El 2019, en octubre, fue utilizado, al igual que antes de ese año. 

La lección del actual paro es, para los ambateños, tener autonomía frente a Latacunga, en materia de vuelos internos y de emergencia, olvidándose de convertir al aeropuerto de Chachoán en parque o en mercado. Fueron visionarios los que construyeron el aeropuerto, hace más de cinco décadas. Sería una irresponsabilidad que se destruyera la poca autonomía de Ambato en aeronavegación. (O)

Deja un comentario