Desempleo, subempleo y pobreza, problemas no resueltos / Ec. Mg. Diego Proaño PhD (c)

Columnistas, Opinión

De acuerdo a datos oficiales del INEC a diciembre 2019, definitivamente en el país, perdimos el año en la tarea de mejorar los índices del mercado laboral y pobreza, en todos los casos se hizo lo contrario de lo que dice la teoría, la técnica económica y social en búsqueda del bienestar. El empleo adecuado que debió ser fortalecido para que más personas ingreses en este rango de mejores ingresos, más cobertura de seguridad social, beneficios de ley, al contrario, disminuyo entre diciembre 2018 y 2019 de 40,6% (3´262.079 personas) a 38,8% (3´146.297), 115.782 personas perdieron su condición de empleo adecuado.
El indicador de subempleo e informalidad que supone la política pública, acción gubernamental y decisiones deben apuntar a reducir el número de subempleados, durante 2019, al contrario se incrementó de 1´323.724 personas (16,5%) a 1´440.983 (17,8%), durante el último año aumentaron 117.259 subempleados más en el país, hay que aclarar que del total de subempleados el 55% son independientes (792.541 personas realizan alguna actividad productiva o comercial trabajando menos de 40 horas a la semana y recibiendo un sueldo menor al básico de 394 USD) y están permanentemente buscando opciones laborales y el 45% de subempleados son asalariados (648.442 personas).
En el rango del desempleo que se publicita se está contrarrestando y el régimen como parte de sus ofrecimientos de campaña fue crear 250.000 nuevas fuentes de trabajo, durante 2019, sucedió lo contrario, aumentó de 3,7% (296.097 personas) a 3,8% (311.134), ahora hay 15.037 personas más que perdieron su trabajo, así y con factores en contra, como el decrecimiento de la economía de Ecuador en 0,08% en 2019, poca expectativa de crecimiento en 2020 en 0,6% (BCE), desaceleración de las economías de América Latina, alto Riesgo País (828 puntos al 20 de enero) y baja inversión extranjera, nos toca sortear no solo estos problemas, sino además los índices de pobreza y extrema pobreza que también subieron.
La pobreza por ingresos (84,82 USD ingreso familiar per cápita), a nivel nacional aumento de 23,2% a 25%, esto significa que 4´294.138 habitantes de Ecuador están considerados pobres, igual comportamiento tuvo la extrema pobreza (47,80 USD de ingreso familiar per cápita), al subir de 8,4% a 8,9%, siendo 1´528.713 las personas consideradas en Ecuador como extremadamente pobres. La pobreza por necesidades básicas insatisfechas (calidad de vivienda, hacinamiento, acceso a servicios básicos, a educación, etc), se mantuvo en 24% todo el año y, la pobreza multidimensional (educación, trabajo y seguridad social, salud, agua y alimentación social, hábitat, vivienda y ambiente sano) creció de 37,9% a 38,1% (6´544.266 personas). Lo más preocupante, es que se siente el deterioro de calidad de vida, más profundamente en el sector rural, se nota más pobreza, desempleo y subempleo, es urgente dar un giro a la política pública y al modelo de gestión gubernamental. (O)a

Deja un comentario