Culturas ecuatorianas en la formación educativa

Interculturalidad
Los Cañarís pueblo andino que dominaba el Sur del país. (Foto El Heraldo)

Los niños y jóvenes de los planteles educativos fortalecen sus conocimientos con actividades permanentes y prácticas para conocer la cultura de los antepasados.

Los pueblos milenarios de la Costa, Sierra y Oriente dejaron su legado en costumbres, tradiciones, lengua, gastronomía y otros.

La Cultura Puruhá fue la etnia que ocupó todo el Callejón Interandino, era una monarquía organizada en donde nació el Inca Atahualpa, se dedicaban a la agricultura, cultivaban hortalizas, legumbres, cereales y cabuya.

El pueblo Puruhá adoraba a los volcanes Chimborazo y Tungurahua.

La Cultura Inga era nómada, la Cultura Las Vegas  sedentaria, La Valdivia una sociedad dedicada a la agricultura, elaboración de vasijas, La Machalilla a la recolección de conchas y cangrejos.

Para el profesor de historia Marcelo Villa es importante que los niños y jóvenes conozcan el pasado, los orígenes de la humanidad y el desarrollo alcanzando de los pueblos que se defendieron de acuerdo a su época para sobrevivir.

Antiguamente los pueblos vivían de la agricultura, la caza y la pesca, utilizaban herramientas artesanales y la creatividad predominaba en ellos. 

La formación académica de los estudiantes permite que valoren la riqueza cultural de los antepasados y enfrente la evolución del mundo. (I)

Deja un comentario