Cultivo se consume en mesas ecuatorianas

Interculturalidad
El plátano verde forma parte de la canasta básica familiar, al ser la materia prima de deliciosos platos tradicionales, sobre todo de la región Costa. (Foto El Heraldo)

Verde es el nombre utilizado por los ecuatorianos para referirse al plátano con el que se elaboran distintos platillos. Su cultivo nació en Asía, pero desde su llegada al país, este alimento es consumido por la mayoría de familias.

A lo largo de la vía San Joaquín en la provincia de Los Ríos se aprecia inmensas extensiones con cultivos del plátano verde, que, según la historia, se dio a conocer en el Mediterráneo en el año 650 DC. La especie llegó a las Canarias en el siglo XV y desde allí fue trasladado a América en 1516 por las constantes corrientes migratorias de la época.

Carlos Zambrano, agricultor del sector, señaló que también se lo conoce como ‘plátano macho’; a pesar que su origen a lo largo de los años su cultivo se ha extendido en la provincia.

“El verde es distribuido a todo el país, porque tiene gran demanda. En la costa es utilizado para elaborar los bolones  creo que en la Sierra igual, además, se elaboran chifles coladas y se utiliza para platillos tradicionales de la costa”, refiere Zambrano.

A decir de los valores nutricionales, el verde es rico en minerales como el potasio, magnesio, apenas contiene sodio y también aporta cantidades interesantes de vitaminas del grupo B, aunque la mayor parte se pierden durante su cocinado.

El plátano tiene forma alargada, ligeramente curvada y cada unidad pesaría aproximadamente unos 200 gramos, tiene piel gruesa y de color verdoso y su pulpa es color blanco. La pulpa tiene una consistencia harinosa y su sabor, a diferencia de otros plátanos, no es dulce ya que apenas contiene hidratos de carbono sencillos o azúcares. (I)

Deja un comentario