Cueva de Altamira se exhibe en las redes sociales

Interculturalidad
En la actualidad, el museo trabaja para conocer las causas que hay detrás de las alteraciones de las pinturas, y con el objetivo de mejorar el conocimiento arqueológico de la cueva y de su arte rupestre. (Foto internet)

Torrelavega (España), (EFE).- La cueva de Altamira (norte de España), considerada el máximo exponente del arte rupestre del Paleolítico superior en todo el mundo, podrá ser admirada en un nuevo vídeo que se difundirá a través de las redes sociales.

La iniciativa forma parte de una campaña promovida por el ministerio español de Cultura que, a través de vídeos de corta duración, muestra el patrimonio cultural de los museos estatales.

La campaña “Redescubre tus museos” se emite en el canal oficial de YouTube del ministerio español de Cultura y Deporte y en sus redes sociales (Twitter, Facebook, Instagram y Tiktok), además de ponerse a disposición de los medios de comunicación para su difusión.

El Museo de Altamira, situado en la localidad de Santillana del Mar, se remonta a 1924, cuando, por la intercesión del rey Alfonso XIII, se decide acondicionar la cueva y crear un museo para exponer los objetos que salían de ella.

El primer edificio al servicio de la cueva de Altamira fue una casa montañesa construida para exponer y conservar los objetos hallados en las excavaciones y para servir de vivienda a su primer guarda.

El creciente número de visitantes hizo necesaria la construcción de una nueva sede y en los años setenta se construyeron tres pabellones para la recepción de visitantes y servicio.

En 1979 se creó el Museo Nacional y Centro de Investigación de Altamira por parte del Ministerio de Cultura con el fin de constituir un instrumento científico y administrativo para la mejor gestión y conservación de la cueva de Altamira.

La sede actual del museo se inauguró en 2001, en un edificio proyectado por el arquitecto Juan Navarro Baldeweg. La protección de la cueva de Altamira fue el principal condicionante para su ubicación, concepción y construcción. (I)

Deja un comentario