Crítica situación en el IESS / Editorial

Editorial

  El Presidente del Consejo Directivo del Instituto Ecuatoriano de Seguridad  Social ha vuelto a referirse a aquella  crítica realidad financiera que encontró cuando se hizo cargo de la delicada Función. Han transcurrido varios meses y la  situación de entonces  no ha logrado ser superada o, al menos disminuida, para bien de las finanzas institucionales.

  La prestación de los servicios de salud es el área que debe entrar a terapia intensiva cuanto antes. No puede prolongarse la solución, a menos que, conforme la propia declaración del Funcionario, el próximo año comience el colapso que puede ser de consecuencias impredecibles. Todos los desaciertos cometidos en la década del correato, con la enorme dosis de demagogia y mala fe, rinden ya sus nefastos  frutos en perjuicio de la Institución y de los afiliados.

  Es indispensable tomar los toros por los cuernos  con valentía y sin temor a las críticas. No puede continuar la atención  a  aquellas personas  que entraron por la ventana, sin sustento jurídico, y financiero,, sin estudios serios y actuariales, sólo  en base a una acción politiquera y clientelar del anterior presidente, con la alcahuetería de sus funcionarios sumisos y obedientes, que ya debieron responder ante la Justicia.

  Los fondos de pensiones también deben ser cuidados  celosamente para impedir que se agrave esta prestación importante para los jubilados y pensionistas.

  La meta debe ser cuidar el presente y el futuro de la seguridad social, con acciones firmes e inteligentes, sin demagogia ni experimentos riesgosos. (O)  

Deja un comentario