Control tributario a locales improvisados

Ciudad
Las ventas improvisadas se observan en diversos sectores de la ciudad y provincia. (Foto El Heraldo)

Frente a la pandemia y desesperación de los ciudadanos, se han implementado locales comerciales en zaguanes, garajes, aceras y frontis de domicilios, generando un reactivación comercial informal en cualquier sector de la ciudad.

Ante lo dicho, el coordinadora de la Zonal Tres del Servicio de Rentas Internas (SRI), Tarquino Patiño, indicó que se coordina el control con varias instituciones de la provincia, ya que el propósito es verificar que cada negocio se realice respetando la ley y parámetros tributarios.

“La desesperación nos lleva a fomentar negocios improvisados. Solo queremos recuperar lo perdido durante los meses de cuarentena”, comentó Laura Sigñay, comerciante.

Las actividades se reanudaron irrespetando la formalidad en la zona central de la ciudad, zona alta y periferias.

“Tenemos que vender para alimentar a la familia. Somos productores y no tenemos apoyo”, señaló Olga Chicaiza, vendedora de productos en Benítez.

Patiño aseguró que nadie puede iniciar una actividad económica sin tener el RUC o RISE. “Quienes no cuenten con aquello serán sancionados o locales clausurados. En el caso de vender mercadería deben contar con los registros y documentos establecidos, caso contrario se aplican decomisos”, dijo.

De igual forma, las personas que preste o arrienden los espacios deberán presentar el RUC que facilite la legalidad de utilización. (I)

Deja un comentario