Comisión Multipartidista / Editorial

Editorial

La Asamblea Nacional deberá conformar en los próximos días una Comisión Multipartidista tripartita que investigará y presentará ante el Pleno un informe sobre las presuntas irregularidades cometidas por la presidenta en la polémica sesión donde se filtró un audio. 

Hasta el momento, y salvo la bancada correísta, no existen más interesados en formar parte de la misma o de presidirla. Las razones son varias. Se argumenta una estrategia del bloque antigobierno que vería con buenos ojos que la primera vicepresidenta asuma la dirección de la Asamblea hasta que se designen nuevas autoridades en mayo. También, una falta de pruebas y fundamentos que no tienen ningún lado por donde progresar. 

En primer lugar, la denuncia parte de un audio obtenido de forma ilegal que, en cualquier proceso judicial, no tendría cabida alguna. En segundo lugar, se investiga una supuesta intromisión en funciones y facultades de la Asamblea que no se concretó. No se sabe a ciencia cierta qué se busca clarificar. En ese sentido, todas las bancadas comprenden que existe un trasfondo político en el asunto y que, precisamente, deberá tener una salida política.  (O)

Deja un comentario