Cascadas traen paz y armonía

Interculturalidad
El agua es uno de los elementos de la cosmovisión andina. (Foto El Heraldo)

En la vía Píllaro – Patate, en la parroquia Baquerizo Moreno existen tres cascadas que la gente visita con la finalidad de conectarse con la pacha mama y contagiarse de la paz y armonía que irradia la naturaleza.

Las cascadas se denominan: La Toma, Pugse y Cañón Bravo. “Cuando llegamos a una de las cascadas notamos la paz y la tranquilidad que nos hizo sentir. El clima es cálido y en el sendero debes caminar dos horas en Lagarto Cocha”, mencionó Karen Miranda, quien fue de paseo con amigos.

Cañon Bravo es una de las cascadas que existen en la parroquia, que le apunta al turismo al aire libre con el objetivo de ofrecer a los visitantes espacios seguros para conocer en medio de la emergencia sanitaria.

La compañía de un guía para acceder a estas cascadas es importante, porque son varios minutos de trayecto donde se deben cruzar varios obstáculos.

Los turistas que acuden al sitio deben cumplir todos los protocolos de bioseguridad. La parroquia Baquerizo Moreno fue fundada el cinco de agosto de 1920, a una altura de 165 metros sobre el nivel del mar, su temperatura promedio oscila entre los 12 y 14 grados centígrados.

Su economía está basada en la agricultura y en la ganadería sus principales cultivos son: maíz, frejol, zambo, peras, manzanas, duraznos, entre otros. (I)

Deja un comentario