Atentos al suministro de agua para consumo y riego

Carrusel
 
Las autoridades y funcionarios piden comprensión y sugieren el manejo adecuado del líquido para evitar complicaciones. (Foto GP) 

La situación relacionada con el clima mantiene en alerta a las autoridades y funcionarios de las entidades públicas. El objetivo es mantener el suministro de agua. El prefecto Manuel Caizabanda, el gerente de Emapa Ricardo López y el director de Recursos Hídricos del Gobierno Provincial, Edwin Quinga recorrieron las represas Mulacorral y Chiquiurco con el propósito de identificar alternativas que garanticen la dotación permanente de líquido para consumo humano y riego. 

El recorrido permitió determinar acciones técnicas ante la sequía ocasionada por la incidencia de la corriente La Niña que influye en la falta de lluvia en las zonas de influencia de los embalses Chiquiurco y Mulacorral. 

A pesar de las preocupaciones frente a la sequía, el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) presentó la alerta metereológica sobre lluvias y tormentas eléctricas; las de mayor relevancia podrían estar presente en las ciudades de la Sierra. El sábado 14 de noviembre en Ambato se evidenció las previsiones. 

Edwin Quinga, director de Recursos Hídricos del Gobierno Provincial, informó sobre el descenso en los embalses, porque al momento se distribuye el caudal para riego, agua potable y caudal ecológico proyectado en temporada de sequía. 

El funcionario señaló que para afrontar la actual época de estiaje se cuenta con 1 millón 500 mil metros cúbicos en el embalse Chiquiurcu y en la represa Mulacorral, 1 millón 900 mil metros cúbicos. La solución provisional sería la suspensión de la entrega de agua en el horario de 22:00 a 05:00 horas para que los embalses recuperan el volumen.

“La situación actual es preocupante a efecto del cambio climático. El fenómeno de La Niña, la sequía obliga a tomar medidas acertadas”, señaló el gerente de Emapa. Además, mencionó la importancia de informar a la colectividad sobre la problemática y se comprometió mantener reuniones de trabajo para evaluar semanalmente la situación hasta marzo del 2021. 

El prefecto sostuvo la necesidad de informar sobre el problema y manifestó la preocupación por la baja de niveles en los embalses. La autoridad considera que se debe realizar una racionalización de agua de manea planificada. (I) 

Deja un comentario