Años duros / Esteban Torres Cobo

Columnistas, Opinión

El estancado de la región es y sigue siendo Ecuador. Colombia mantiene su ritmo de crecimiento sostenido, con abundante inversión nacional y extranjera y una bolsa de valores que vive. Perú, lo mismo. Chile ni se diga, a pesar de la arremetida y la violencia de comunista que, vale recalcar, sería humillada en las próximas elecciones según los últimos sondeos.

Brasil también se suma al despegue sin parangón y ya registra su mejor momento económico en cinco décadas bajo el mando y la guía de Bolsonaro. Quizás Argentina está igual o peor que nosotros ya que cada vez palidece y no levanta cabeza. Pero nosotros, seguimos en la grada del cero, del no crecimiento. Desde el 2014. Sobrevivimos pero no vemos la luz.

La rutina gubernamental es la de subir y subir impuestos para financiar el gasto público, sin reducirlo realmente, y quedar bien con todos en lo que resta de mandato. Con cada ley nos alejamos más de cualquier inversión extranjera y la débil seguridad jurídica y el nulo respeto a la ley y a los contratos espantan más que seducir.

¿Cuándo será el momento del despegue? ¿Del verdadero desarrollo? ¿Tenemos las ideas para lograrlo? Hay un largo camino por recorrer. El desarrollo viene principalmente con el respeto de lo pactado y con la voluntad de construir, más que de consumir y mantener. Ojalá no estemos tan lejos. (O)

Deja un comentario