Amplían negocios hasta las aceras

Ciudad
 Los peatones deben circular por la vía pública, ya que las aceras están ocupadas. (Foto El Heraldo)

Los ambateños que circulan por el centro de la ciudad, deben sortear cada paso que dan al intentar pasar por las aceras, especialmente por aquellas que están invadidas de cartones, frutas, legumbres, palos, asientos y demás elementos que son ubicados por comerciantes informales.

Esta situación se vive diariamente en los alrededores de los mercados Modelo, Central y la calle Tomás Sevilla hasta llegar a la Plaza Primero de Mayo.

Para evitar tropezar con algún elemento de estos, los ciudadanos prefieren transitar por la vía pública y así seguir su trayecto sin trabas, pero exponiéndose a ser embestidos o atropellados por automotores que pasan muy cerca.

“Esto es incontrolable. Las personas deben obligadamente transitar por la calle y no por la acera, ya que todas están ocupadas por los comerciantes, quienes extienden sus negocios de forma arbitraria”, expresó Lupe Criollo, propietaria de almacén.

 Es evidente la utilización permanente de las aceras de la calle Juan B. Vela. Vendedores de productos instalan sus negocios en estos espacios exponiendo la vida de los peatones, considerando que por el lugar pasan unidades de transporte urbano.

“Como conductores también tenemos el temor que alguien resbale, ya que van por la calle, porque las aceras están ocupadas. Es hora que se haga algo para evitar este mal”, dijo Hugo López, transportista.

En la calle Tomás Sevilla existe similar problema, pero con la diferencia que también los propietarios de abacerías son los que “extienden” sus lugares de trabajo hasta las aceras.

“Aquí colocan cajones, tinas plásticas; y, más ahora que exhiben las famosas canastas navideñas. De igual forma, algunos colocan letreros que son ubicados en plena acera sin que los peatones tengan espacio de circulación”, manifestó Miguel Vasco, empleado privado. (I)

Deja un comentario