Ambato debe ser una ciudad más inclusiva

Ciudad

 

Baños es una ciudad considerada referente en la inclusión en la provincia. (Foto El Heraldo)

Bryan por más de una ocasión se ha caído y tropezado para llegar hasta la escuela especial  ‘Julius Doepfner’. Tiene 15 años y deficiencia visual. Se ha topado con vendedores, motos mal estacionadas e incluso con letreros que ubican fuera de los locales comerciales.

El líder del centro educativo Byron Guerrero,  aseguró que en Ambato aún falta para ser una ciudad inclusiva y entre los nueve cantones de la provincia, solo Baños es un referente. Contó que uno de los mayores problemas en la ciudad  es la falta de solidaridad al momento de ubicar los vehículos ya sean motos o carros que los estacionan en sitios no permitidos, en especial en las veredas, obstruyendo el paso no solo a las personas no videntes, sino también a los adultos mayores.  También el incremento del comercio informal que colocan los canastos o carretas en sitios destinados para el peatón. Otras de las observaciones fueron el excesivo ruido y la colocación de pancartas fuera de los locales comerciales.

“Es bastante complicado, nos toca luchar cada día contra estos menesteres”, sostuvo Guerrero. En Tungurahua existen 1.200 personas con deficiencia visual. Solo en Ambato son 250.

El  agente de tránsito Milton Velasteguí  hizo el llamado a los conductores a respetar los sitios destinados al peatón y así no obstruir el paso a los grupos vulnerables. Además indicó  que existen dos tipos de sanciones a quienes se estacionan en sitios prohibidos cuya norma lo estipula el artículo 391, numeral 5 y es la reducción de tres puntos en la licencia y el 10 % del salario básico unificado. 

Mientras que estacionarse en sitios peligrosos como puentes, pasos peatonales, túneles y otros se sanciona con la reducción de 7.5 en la licencia y el 30 % del salario básico. (I)

Deja un comentario